reflexiones

¡Novedades!

Hola a todos 😉

 

Hoy toca un poco de “autobombo”:

La semana pasada fue una auténtica locura. En siete días escasos, mi vida dio un cambio total. He pasado de tener la típica perspectiva de un desempleado medio (buscar trabajo, hacer gestiones, mantenerse activo… ) a descubrir una galaxia de nuevas opciones.

Empecé decidiendo que quería empezar. Sí, suena redundante, pero no. Empezar a hacer las cosas que me gustaban “en serio”. Investigué. Había muchas mas vías para hacerlo de las que pensaba (mi idea inicial era pensar que no existía ninguna opción). Eso ya fue una inyección de motivación enorme.

Pero no bastaba con informarse, con conocer. Había que pasar a la acción, salir de la zona de confort. Pero, ¿cómo? Mas investigación. Días, tardes enteras leyendo… Sobre páginas donde escribir (y que te paguen por ello, sí, increíble pero cierto), donde promocionarse, donde mejorar… Y el marketing, como no.

Aunque eso último pasó rápido a un segundo plano. En pocos días, pasé de estar obsesionada con estadísticas, historias de éxito y datos varios para “venderse” a tomar una posición mas… digámoslo “artística”. Siempre he trabajado de comercial, tengo ese punto negativo: me dejo llevar por los ratios de ventas.

Ya centrada de nuevo en el punto esencial (escribir) comencé poco a poco mi andadura. Primero, página de Facebook. Pensaba contar  en ella mi día a día intentando vender mi prosa. Al final, el duende de las letras me ha vuelto a atrapar y me veo publicando (sí, publicando, suena fuerte) un adelanto de una recopilación de relatos cortos. Esos que escribía, sin grandes pretensiones, cuando era una cría. Tremendo.

Después abrí este Blog, para poder albergar la “carne”, la médula del asunto, todos los escritos. Y un Twitter para cosas mas “ligeritas”.

Esto al final se ha vuelto en un monstruo gigante. Pero un monstruo bien parecido. Casi parece tener vida propia…

Empecé a escribir en Medium en EspañolBum. Otra galaxia nueva.

Me dio “bajón”, pensando que la parte económica la seguía necesitando, no podía dejarme llevar mirando las estrellas del universo. Me desanimé, el futuro era tan incierto… Pero me recompuse. Así soy yo, enorme montaña rusa de emociones.

Ahí siguen los perfiles de Fiverr, Textbroker… etc.

Pero mi mente no está interasada en eso realmente.

Mi mente quiere compartir, crear riqueza junto con los demás, dar a luz nuevas ideas y enseñarlas al mundo (no guardarlas, como siempre).

Estoy loca, lo sé. Mi familia me mira raro cuando digo que estoy “trabajando”.

Pero escribir pide mas escribir. Mi mente no se detiene. Me descubro, por las noches, escribiendo hasta en el móvil, notas por aquí por allá. Artículos, la novela, los relatos, las redes… Ojalá tuviera mas tiempo.

Miedo, incertidumbre, felicidad, tristeza, excitación, inspiración… Tantas cosas.

Paradme ya o callad para siempre. Porque, si no, esto ya ha echado a rodar y acabo de pisar, casi instintivamente, el acelerador.

 

Mi monstruo bonito:

– Twitter
Medium
P.D.: Realmente esta entrada no era para esto. Era para deciros que necesito vuestra ayuda para seguir acelerando. Contestadme porfavor a unas preguntas aquí y, por vuestro tiempo, os envío un ejemplar gratuito de lo que será esa compilación de relatos cortos. ¡Muchas gracias!

 

 

 

Anuncios

4 pensamientos en “¡Novedades!

  1. Después de leerte, entiendo perfectamente lo que me cuentas en el comentario que has escrito en mi blog. Mi mas caluroso aplauso por tus decisiones. Por decidir adentrarte en tu propio camino sin importar que muchos alrededor piensen: “vaya ventolera le ha dado a esta…”.
    Aquí tienes un colega que comprende esa necesidad de contar historias caiga quien caiga, y estaré encantado de leerlas.
    Enhorabuena por tu valentía.

    Le gusta a 1 persona

    • Gracias e igualmente.

      Sí, así es, la gente en general te mira «mal» cuando te ve en estos derroteros… Estoy acostumbrada, la verdad.

      Estudié el bachillerato de Humanidades, cuando la mayoría iba al científico. Después empecé con la carrera de Historia del Arte («fábrica de parados», llaman a la facultad de Historia).

      Lamentablemente, me quedé en el tercer curso, porque el trabajo se impuso.
      Pero ya me dio tiempo a escuchar todo tipo de comentarios:
      «Que bonito, pero eso… ¿qué salidas tiene?»«¿Y de qué vas a trabajar?»«¿Eso es una carrera?»«Menos mal que lo has “dejado”, era una pérdida de tiempo»…
      Y así sucesivamente, no quiero aburrir.

      A seguir llevando la contraria y sonriendo, si puede ser, para que se molesten mas ;).

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s